Frederic Malle es nieto del fundador de Perfumes Christian Dior, hace un par de años, un conocido, elegante y amante de la buena vida, me sorprendió (y puedo asegurar que no me ha ocurrido mas de 3 veces en mi vida) con un olor al que no pude resistirme y preguntar, que perfume usaba?, la respuesta la olvidé, pero si recordé el que era un perfume exclusivo que no podía encontrar mas que  en apenas dos o tres sitios en España, además de caro, unos 250 euros los 100 ml. Para alguien que en aquel momento disfrutaba de la perfumería, como el que disfruta del vino, sabiendo lo justo, y dejándose llevar por la industria, sello y marketing, fue la mejor forma de dejar de pensar en dicho perfume, y seguir con la gama de por aquel entonces, mi perfumista/s favoritos Loewe y Hermes.

Volví a ver a esa persona un par de veces, y cada vez, ese olor era como una droga, como ese amor que ves años después y sigue pareciendo la primera, algo que era complicado olvidar, salvo su nombre, el cual solo en esa tercera ocasión, volví a atreverme a preguntar, y como no, esta vez, a apuntar. “Portrait of Lady”.

Hace apenas un año de aquella “última vez” y de el momento donde mi cabeza empezó a no pensar en euros, hacerlo en experiencias, y la vida te lleva en ocasiones a situaciones, el destino… por aquellas fechas en mi programa de radio, entrevistamos a una de las dueñas de una pequeña perfumería situada en la calle Fuencarral llamada “Le secret du Marais”, y como pasan las cosas que merecen la pena, por casualidad, me adentré en el mundo de la perfumería “nicho” y en como disfrutar con olores y sensaciones únicas, comparables a pocas cosas en la vida, sobre todo, si eres como he contado en otros artículos y ocasiones, un miope impenitente.

Y descubrí a Frederic Malle y descubrí quien había sido el artífice de dicho perfume, y descubrí como este amante del perfume, había creado bajo un mismo sello, un universo aromático, donde dar cabida a obras maestras de los principales perfumistas del mundo, buscando solo inspiración, sin pensar en coste y elementos para crear bajo el arte de la alquimia, porque no hay nada mas mágico que un perfume, verdaderas obras maestras. Y compré Portrait of Lady, y empecé a aprender de elementos, de mezclas, de olores, de como aplicarlos en ambientadores, perfumes, velas o jabones, en como el simple hecho de ponerse uno u otro perfume, era el equivalente a disfrutar de un omega clásico o de escuchar en vinilo Coltrane.

En estos meses, he quedado prendido de la historia del Sr Malle, de las obras de arte que nacen de su sello, de las verdaderas maravillas olfativas, de pieles, de temperaturas, de madera, de cuero, de rosas… el que me conoce, sabe de mi fidelidad por las cosas, de Aston Martin, de IWC, de Suit Supply o de Carmina, ahora hay un nuevo miembro en la familia, Frederic Malle, que recientemente ha celebrado su 20 aniversario con una colección especial y una conferencia de la que os dejo el video. Un reloj, unos buenos zapatos y un buen perfume, el resto son complementos. En mi baño dos nuevas creaciones de otros dos genios bajo este sello, Promise (espectacular) y Musc Ravageur 

Leave a comment