Caballero - Machista

Written by  Lunes, 20 Noviembre 2017 00:00

Ya no quedan caballeros, esta afirmación llevo escuchándola desde hace años, el problema es que ahora los caballeros son especie en extinción, son los linces envenenados, apaleados, atropellados o expuestos como trofeo en salones de lujo en campiñas extremeñas. Y no están desapareciendo porque la educación, moral y estilo sean “rara avis” , lo son porque ser un caballero, tal como yo lo entiendo, es algo perseguido, tachado de machista, fascista, de derechas, rancio……. No es tiempo para caballeros, no es tiempo de personas que admiran la belleza femenina, que entienden y distinguen perfectamente cortesía de desprecio, que ven la vida desde un punto de vista hedonista, incluso onanista como es mi caso, que buscan como decía recientemente un buen amigo, la excelencia, y la busca porque un caballero sabe que la excelencia no existe, y su búsqueda permite mejorar cada día y por ello, como decía mi admirada (por belleza e inteligencia) Srta Monroe , lo mejor de un sueño es el camino hasta cumplirlo, lo peor, hacerlo realidad.

Defino caballero, educación, principios, filosofía de vida y honradez, no hay mas, o no hay menos, esto engloba una forma de entender la vida, forma que entiendo son parte de esos principios, tu aspecto, tu perfume, tu forma de hablar….. formas que entiendo como respeto a uno mismo y a los demás, descuidar tu aspecto, tu lenguaje o tu educación, son faltas imperdonables para lo que defino y entiendo como caballero, abrir una puerta, ceder un asiento o pagar la cuenta en un restaurante son actos que no solo deben definirme, son obligatorios para lo que yo entiendo como caballero y como me han educado.

No entiendo porque tu ideología política debe definirse por tu aspecto físico, no entiendo porque no se puede ser de izquierdas y vestir en sastrería o de derechas y optar por ropa de mercadillo, hablamos de política o de intereses, queremos demostrar algo?, nos interesa algo que va mas allá de la política, como se define a la persona que no viste como yo entiendo que se debe vestir, de izquierdas, radical, liberal…… o simplemente persona que no cuida su aspecto.

Alguno si ha llegado a leer hasta este punto, pensará “y esto a que viene”, sencillo, vivimos momentos donde me siento estigmatizado por parte de la sociedad, por un lado y otro, en la que me denomina “facha” “explotador” o “machista” a la que me tilda de “aburrido” “fuera de onda” o “políticamente incorrecto”. Mi definición de caballero pasa a ser única e incomprendida, unas por ser hombre me definen como a un “pervertido, machista, depredador sexual” otros por “aburrido rancio apolítico, atlético(de equipo) o sin gusto”, yo me defino como alguien que solo teme el no ser fiel a sus principios o aburrido, eso es para mi la definición de caballero, englobando en “sus principios” aquellas normas o reglas de educación y saber estar que he enumerado en esta reflexión semanal.

Estoy lejos de lo que considero excelencia, esta reflexión puede ser de las mas aburridas que he escrito, y tengo un largo camino por recorrer, lo admito , es bueno, pero no admito leer a ningún/a feminista, radical, nacionalista o similar hacer lo que están haciendo estos días, y es generalizar y estigmatizar a cualquiera que nazca con un pene entre las piernas, no admito que ellos/ellas lo hagan ni yo voy a caer en su trampa, por lo que señoras/señores, soy un hombre, con afán de convertirme en caballero, caballero como lo fue desde Don Quijote a Lord Byron, y nadie, por manada que represente, me obligará a cambiar ni un ápice de eso que considero un honor, un objetivo, un anhelo…. Convertirme en ese caballero que cumpla con aquellos atributos los cuales admiro, copio y venero de cualquier ser humano, mujer, hombre o extraterrestre, atributos que como hombre englobo en caballero, y que si mi hija compartiera definiría como señora o señorita, los de disfrutar, vivir, ser, creer……. A mi manera. Condenando y defendiendo como caballero que se precie, a cualquier señora, señorita, en resumen persona que necesite que con la espada o pluma vengue la irracionalidad e hijoputez de despojos de la raza humana, despojos como los que se hacen llamar manada, tribu, grupo o panda, no por ser mujeres, no por ser de Madrid, de 18 o 50 años, simplemente por ser personas.

 

La vida es un diez por ciento como la hacemos y un noventa por ciento como la tomamos