Mediocridad mal entendida

Written by  Viernes, 08 Diciembre 2017 00:00

La mediocridad, mediocre, definición : “Que es mediano o regular, tirando a malo, en cuanto a su calidad, valor, interés, etc.”

Mediocre es un término que entiendo y defino como persona que no tiene interés alguno en mejorar, y se conforma con seguir siendo o haciendo de forma regular o mala cualquiera de las cosas que se proponga.

Por ejemplo, yo llevo jugando a tenis hace mas de 25 años, no soy bueno, ni tan siquiera mediano o regular, pero no me rindo, sigo dando clases y tratando de mejorar. También soy un escritor mediocre, malo, pero no dejo de hacerlo, aprender y leer para tratar de mejorar cada día.

Con estos dos ejemplos, espero entiendan la diferencia para mi, (que en en definitiva es lo que me importa) entre mediocre y no ser el mejor a la hora de hacer una actividad.

“La mediocridad es un mal propio de reincidentes”, esta frase define lo que entiendo por mediocre, reincidente como aquella persona que se empeña en serlo, pasando por la vida, sin mas pena ni gloria que el hacerlo, no del gusto por mejorar y hacerlo cada vez mejor, buscando la excelencia (palabra que engloba gran parte de mis principios), siendo esta última lo mas cercano a la perfección, asumiendo siempre, que esta no existe.

Mediocre es el que se da por vencido, mediocre es el que dice “no puedo”, mediocre es quien entiende que cualquiera puede hacerlo mejor, mediocre es el conformista, mediocre es el que no tiene ilusión por mejorar, mediocre es quien se rinde. No importa fracasar una y otra vez, importa no intentarlo una y otra vez, cada vez que lo intentes, habrás aprendido y mejorado. “Don´t give up”.

El antónimo de mediocre no es ser el mejor, el mejor solo es uno, el antónimo de mediocre, es el que siempre cree que puede mejorar y hace todo lo posible para hacerlo, “me gustaría ser ……… pero soy”.

No soporto al que se rinde, no me soporto cuando me rindo, asumo mis limitaciones, pero asumo también que esas limitaciones me obligan a esforzarme mas que otros, no asumo que no me permiten ser o hacer. Y creanme, o pregunten, he estado a punto de rendirme en numerosas ocasiones, si leen mis reflexiones, sabrán que si algo he hecho siempre, es pelear, tener principios, mis leyes, mi forma de ver la vida, mi forma de ser. Cualquiera que lo haga, aún llegando el último a meta, si se ha esforzado, peleado y tratado de mejorar, nunca será mediocre, NUNCA. Quizá el tercero sea un mediocre, un tipo que se conforma con correr y llegar sin tener como objetivo ser el primero.

La mediocridad es algo que aumenta con la edad, cuanto mas mayores son algunos, mas mediocres, mas “no puedo”, mas “hasta aquí” o mas “para que”, grandes errores que nos llevan a que reincidente sea el peor de los males de los que ya peinamos canas y superamos los 40.

No sean mediocres, no lo permitan, al menos como yo entiendo y defino mediocre, recuerden interés, pónganlo en todo lo que hagan en su vida, insistan, mejoren, si lo hacen, seguro que entenderán.